El Brexit y las

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Qué es el Brexit y cómo puede afectar a Reino Unido y a la Unión Europea

Comparte esta actualización en

Estos son vínculos a páginas externas y abrirán en una nueva ventana

Copiar el vínculo

Estos son vínculos a páginas externas y abrirán en una nueva ventana

Una pregunta que muchos pensaban nunca tendrían la posibilidad de responder les fue planteada a los británicos este 23 de junio: ¿debe Reino Unido seguir siendo parte o no de la Unión Europea (UE)?

Y la mayoría votó a favor de abandonar la UE. Tras un dramático conteo, estos son los resultados oficiales:

  • Votos a favor del Brexit: 17.410.742
  • Votos a favor de permanecer: 16.577.342
  • Total de votos: 33.577.342
  • Participación: 72%

Nunca antes un país miembro ha abandonado esta unión política y económica de 28 países que, desde sus inicios, no ha hecho más que expandirse.

Y la salida de Reino Unido constituye un duro golpe para el proyecto europeo, en cuyos orígenes estuvo la idea de evitar otra gran guerra en el continente tras el desangramiento que supuso la Segunda Guerra Mundial.

La decisión británica de abandonar la Unión Europea 43 años después de ingresar en su antecesora, la Comunidad Económica Europea, tiene nombre: Brexit.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Pero, ¿qué significa? ¿Y cuáles serán las consecuencias de esta decisión?

BBC Mundo te explica las claves de este acontecimiento histórico.

¿Qué es el Brexit?

Brexit es una abreviatura de dos palabras en inglés, Britain (Gran Bretaña) y exit (salida), que significa la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Se convirtió en la palabra más pronunciada al hablar del referendo, aunque solo se refería a una de las dos opciones del mismo.

La alternativa Bremain (Britain y Remain: permanecer) no tuvo el mismo éxito mediático. Ni tampoco en las urnas.

Los orígenes del término Brexit parecen remontarse a 2020, cuando estaba en boga Grexit, utilizado para especular sobre la salida de Grecia de la Unión Europea en los momentos más intensos de la crisis en ese país.

¿Cuál era la pregunta del referendo?

La pregunta inicial planteada por el gobierno británico fue la siguiente: «Should the United Kingdom remain a member of the European Union?», es decir, ¿Debería el Reino Unido seguir siendo miembro de la Unión Europea?

Pero el gobierno la cambió por recomendación de la comisión electoral, que consideró que podía resultar sesgada en favor del campo proeuropeo.

La pregunta final fue: ¿Debe Reino Unido seguir siendo un miembro de la Unión Europea, o debe abandonar la Unión Europea?

Y las respuestas posibles eran dos:

  • Remain a member (permanecer)
  • Leave (salir)

Técnicamente, el referendo no es vinculante para el gobierno británico.

Los parlamentarios podrían bloquear el Brexit, pero los analistas coinciden en que ir contra la voluntad popular sería un suicidio político.

El primer ministro, David Cameron, ya sucumbió al resultado de las urnas: el mismo viernes en que se conoció el triunfo del Brexit anunció su dimisión al cargo, que se hará efectiva antes de octubre.

¿Por qué se celebró este referendo?

Cameron prometió celebrar un referendo si ganaba las elecciones parlamentarias de 2020.

Fue una respuesta a crecientes presiones dentro de su propio partido y al crecimiento electoral del partido nacionalista de derecha UKIP, que defiende la salida de la UE.

Los que estaban a favor de celebrar una votación argumentaron que la UE ha cambiado mucho en las últimas décadas y que tiene cada vez más control sobre la vida diaria de los británicos.

Detrás del referendo hubo antiguas y nuevas tensiones: el recelo ante la burocracia de Bruselas, el control de la inmigración, la defensa de la soberanía nacional, el orgullo por un carácter británico insular y diferenciado del resto de Europa y los retos de seguridad, entre otras.

¿Cuál es la situación de Reino Unido en la Unión Europea?

La Unión Europea es una asociación económica y política de 28 países.

El Reino Unido entró a formar parte de lo que entonces se llamaba Comunidad Económica Europea (CEE) en 1973 y, tras renegociar las condiciones de su entrada, celebró un referendo en 1975 sobre la permanencia.

Los británicos votaron a favor de quedarse, pero cuando en 1985 se creó el espacio Schengen, formado por 26 países que han abolido sus fronteras internas, decidió mantenerse al margen.

Y aunque en 1993 sí se integró al mercado único, que promueve el libre movimiento de bienes y personas como si los estados miembros fueran un solo país, no adoptó el euro y sigue teniendo su propia moneda, la libra esterlina.

Por años Reino Unido ha tenido una relación compleja con la UE, con el tema de la independencia versus la centralización en el corazón de las discusiones.

A principios de 2020 el primer ministro Cameron negoció nuevas condiciones «especiales» para el país en caso de que los británicos decidan permanecer en la UE.

Entre ellas, la seguridad de que Reino Unido no será discriminado por no estar en la Eurozona, la salvaguarda de la City de Londres como centro financiero frente a las regulaciones europeas o límites a las ayudas públicas que pueden pedir los europeos recién llegados al país.

¿Quiénes querían que Reino Unido se quedara en la UE?

  • El primer ministro, David Cameron, estaba a favor de la permanencia, así como 16 de los 21 miembros de su gobierno, aunque el Partido Conservador como tal se declaró neutral
  • El Partido Laborista, el Partido Nacionalista Escocés (SNP), el galés Plaid Dymru y el Partido Liberal también estaban a favor de la permanencia
  • El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y otros países como Francia y Alemania apoyaron la opción de permanecer

Argumentaban que Reino Unido gana mucho siendo miembro de la UE gracias a que puede vender bienes y servicios a otros países de forma más fácil.

Y también insistían en que la llegada de inmigrantes, la mayoría jóvenes que quieren trabajar, favorece el crecimiento económico y ayuda a financiar los servicios públicos y a las empresas.

Otro argumento era que el estatus internacional de Reino Unido se vería perjudicado por el abandono de la UE y que Reino Unido estaba más seguro siendo parte del club que por su cuenta.

¿Quiénes querían que Reino Unido abandonara la UE?

Los principales impulsores del Brexit fueron:

  • UKIP, el partido nacionalista que en las últimas elecciones parlamentarias obtuvo el 13% de los votos
  • Alrededor de la mitad de los parlamentarios del Partido Conservador, incluidos cinco miembros del gobierno y el popular exalcalde de Londres, Boris Johnson
  • Algunos parlamentarios laboristas

Los defensores de esta opción sostienen que la pertenencia a la UE es un obstáculo para el desarrollo de Reino Unido, que pone en la caja común más de lo que recibe, y que las regulaciones europeas, que consideran excesivas, perjudican a las empresas británicas.

También quieren que Reino Unido recupere el completo control de sus fronteras y que se reduzca el número de extranjeros que llegan al país en busca de trabajo.

¿Qué consecuencias podría tener el Brexit para Reino Unido?

El mercado único es el gran pilar de la Unión Europea y, en el corazón del mercado único está el libre mercado, sin tasas ni aranceles comerciales.

Pero el mercado único europeo es mucho más que una zona de libre comercio: también incluye el movimiento libre de bienes, personas y capitales.

Aunque es posible no formar parte de la Unión Europea y sí del mercado único, como es el caso de Noruega, representantes de la campaña del «Leave» afirmaron durante la misma que no quieren que Reino Unido siga formando parte del mismo una vez fuera de la UE.

Dicen que la economía del país es lo suficientemente fuerte para negociar un acuerdo con la UE que les permita acceder al libre mercado sin tener que aceptar el libre movimiento de personas ni otras regulaciones.

Dado que Reino Unido ya aplica las reglas del mercado único, un acuerdo de libre comercio de bienes entre Reino Unido y la UE sería relativamente fácil, sostienen.

Pero quienes abogan por permanecer ver la salida con bastante pesimismo.

Durante la campaña aseguraron que el «Brexit» provocaría una crisis económica en Reino Unido, una disminución de inversión en los servicios públicos y de la inversión extranjera.

El Departamento del Tesoro británico analizó las posibles consecuencias y llegó a la conclusión de que hay dos escenarios posibles.

Uno es el del «choque» y otro el del «choque severo». Ambos apuntan a una recesión a corto plazo, pero varían mucho en su gravedad.

Lo cierto es que si Reino Unido se va de la UE y del mercado único, las consecuencias dependerán del acuerdo al que llegue con los países miembros de la UE.

¿Qué consecuencias tendrá la salida del Reino Unido para Europa?

Ningún país de la Unión Europea se ha mostrado públicamente favorable al Brexit.

Y aunque hay consenso en que el mayor impacto de la salida sería sobre el Reino Unido, algunos piensan que el impacto sería también significativo sobre los demás estados miembros.

La firma británica de consultoría Global Counsel advirtió que tras el Brexit, la UE se convertiría en un socio comercial menos atractivo a nivel mundial y perdería poder internacional.

Pero también decía que esto puede verse compensado por una mayor integración política, ya que Reino Unido es uno de los miembros que se oponen con más fuerza a una mayor integración, y por una política exterior más coherente.

Aunque otras voces alertan que las divisiones en el interior de la UE van mucho más allá del papel del Reino Unido y que la marcha británica facilitaría el crecimiento de movimientos populistas que ya existen en el continente.

Otra vía por la que el Brexit podría afectar negativamente a la UE es la incertidumbre.

El proceso hasta la salida efectiva y el establecimiento de una nueva relación estable será largo y está lleno de incertidumbre, lo que podría afectar negativamente a las economías europeas.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo en Europa (OCDE), esto provocaría una caída del PIB en países europeos.

Este artículo fue publicado originalmente el pasado 16 de junio y actualizado una vez que se conocieron los resultados del referendo en favor del Brexit.

Qué es el Brexit y otras 5 preguntas básicas para entender la salida de Reino Unido de la Unión Europea

Comparte esta actualización en

Estos son vínculos a páginas externas y abrirán en una nueva ventana

Copiar el vínculo

Estos son vínculos a páginas externas y abrirán en una nueva ventana

Tres años y medio después del referendo en el que Reino Unido votó a favor de abandonar la Unión Europea (UE), el Brexit se formaliza.

Este 31 de enero fue el último día de la sociedad y ahora comenzarán 11 meses de transición, en el que ambas partes negociarán cómo será su futura relación.

La aplastante victoria de Boris Johnson en las elecciones de diciembre de 2020 le garantizó al Primer Ministro británico suficientes votos para conseguir la aprobación del acuerdo de salida que ya había negociado con Bruselas.

El resultado fue incluso recibido con alivio en las capitales europeas, ponía fin a años de incertidumbre por causa del Brexit.

Y en su discurso de victoria, Johnson prometió completar el proceso antes del 31 de enero de 2020.

Pero ¿qué es el Brexit? ¿Cómo se llegó ahí? ¿Qué puede pasar ahora?

BBC Mundo contesta esas y otras preguntas fundamentales para entender este proceso que obsesiona y preocupa a todos los británicos -y no pocos europeos- desde hace dos años y medio.

1. ¿Qué es el Brexit?

Brexit es una abreviatura de las palabras inglesas Britain (Gran Bretaña) y exit (salida), y es el término acuñado para referirse a la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Reino Unido se sumó al bloque continental, actualmente conformado por 28 países, el 1 de enero de 1973, pero en junio de 2020 los británicos decidieron abandonar la UE y poner fin a una relación de más de cuatro décadas.

2. ¿Cómo se llegó ahí?

Final de la publicación de Youtube número de BBC News Mundo

La celebración de un referendo para decidir si Reino Unido debía continuar o no en la UE fue una de las promesas de campaña con las que el entonces primer ministro David Cameron logró la reelección en 2020.

Y en la votación, que tuvo lugar el 23 de junio de 2020, un 48,1% de los británicos votó a favor de quedarse en el bloque, pero un 51,8% se pronunció a favor de abandonar la UE.

Entre otras cosas, la pertenencia a la Unión Europea implica la aceptación de las llamadas «cuatro libertades fundamentales»: la libre circulación de trabajadores, mercancías, servicios y capitales.

Y el principal argumento de la campaña a favor de la salida fue que con el Brexit los británicos iban a «recuperar el control» sobre sus propios asuntos, en particular sobre sus fronteras, lo que permitiría un mejor control de la migración.

3. ¿Cuándo se producirá el Brexit?

En principio, estaba estipulado que Reino Unido abandonaría la Unión Europea el 29 de marzo de 2020.

El plazo, sin embargo, podía ser extendido si el gobierno británico así lo solicitaba y los otros 27 miembros de la UE están de acuerdo, lo que ocurrió en varias ocasiones con la última extensión fijada hasta el 31 de enero de 2020, fecha en que finalmente se producirá.

Y completar el proceso en esa fecha fue la principal promesa de campaña de Boris Johnson, el líder del Partido Conservador que se confirmó en el cargo con una aplastante victoria en las elecciones del 12 de diciembre de 2020.

Muchos críticos, sin embargo, insisten en que el Brexit solo se completará una vez que Reino Unido negocie los términos de su nueva relación con la Unión Europea.

Johnson se ha dicho convencido de que puede firmar un tratado de libre comercio con la UE antes de que termine 2020, pero otros consideran que se necesitará mucho más tiempo.

4. ¿Qué ha pasado hasta ahora?

La decisión de salir de la Unión Europea causó un verdadero terremoto político en Reino Unido, forzando la renuncia de David Cameron.

Y el país ha pasado los últimos dos años y medio tratando de ponerse de acuerdo sobre el tipo de relación que quiere mantener con la Unión Europea, al tiempo que el gobierno de la primera ministra, Theresa May, negociaba los términos de la separación.

Un primer «acuerdo de divorcio» entre Londres y Bruselas fue anunciado el 25 de noviembre de 2020 y la intención original de May era someterlo a votación en el Parlamento británico el 11 de diciembre.

Pero la primera ministra británica se echó para atrás en el último minuto, cuando se hizo evidente que no contaba con la mayoría necesaria para la aprobación del acuerdo, prometiendo regresar con uno mejor.

Su decisión, sin embargo, enojó a suficientes miembros de su partido para forzar un voto de no confianza que se saldó con la victoria de May, pero no despejó las dudas sobre el futuro de su acuerdo.

Finalmente el acuerdo fue rechazado por una abrumadora mayoría en el Parlamento en una votación celebrada este 15 de enero.

El 12 de marzo volvió a rechazar el Parlamento una nueva propuesta presentada por May tras semanas de idas y venidas a la Europa continental.

Y, el 29 de marzo, el acuerdo de May fue rechazado por tercera vez, forzando su renuncia y el eventual nombramiento de Boris Johnson como líder del Partido Conservador y Primer Ministro de Reino Unido.

Johnson inmediatamente renegoció el acuerdo de salida pero decidió no someterlo al Parlamento cuando este rechazó una moción que trataba de limitar el tiempo que se podía debatirlo.

En lugar de esto el Primer Ministro consiguió que se convocaran nuevas elecciones en diciembre de 2020con el objetivo de buscar una clara mayoría a favor de su propuesta.

Eso es lo que logró, haciendo que el 31 de enero de 20230 se fijara como la fecha de salida del país de la UE:

5. ¿Qué dice el acuerdo?

Entre otras cosas, el acuerdo establece un período de transición que tiene como objetivo darles a las partes tiempo para ajustarse y negociar los términos de su nueva relación.

Dicho período de transición se extendería hasta el 31 de diciembre de 2020, y durante el mismo no habría mayores cambios en la relación entre Reino Unido y la Unión Europea.

El acuerdo también define cuánto dinero le debe pagar Reino Unido a la Unión Europea para honrar los compromisos adquiridos como miembro del bloque, originalmente estimados en unos 39.000 millones de libras (casi US$50.000 millones).

Y, en el mismo, las partes también se comprometen a mantener los derechos para los ciudadanos británicos que actualmente viven y trabajan en otros países de la UE, y para los ciudadanos europeos que viven y trabajan en Reino Unido.

Pero todos estos aspectos ya estaban consignados en el acuerdo negociado por May, y la principal diferencia con el acuerdo renegociado por Johnson tiene que ver con la forma en que trata de solucionar el problema de la frontera irlandesa.

La versión de May incluía una cláusula de salvaguarda («backstop») que buscaba garantizar que no habría una frontera «dura» entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte incluso si no se llegaba a un acuerdo formal en temas comerciales y de seguridad.

La versión de Johnson no incluye esa salvaguarda.

6. ¿Por qué importa y cómo piensan solucionar el problema de la frontera irlandesa?

La ausencia de barreras físicas entre la República Irlanda -que sigue siendo parte de la UE- e Irlanda del Norte -una de las cuatro naciones que conforma Reino Unido- es una de las bases del acuerdo de paz que puso fin a años de violencia independentista.

Dichas barreras dejaron de ser necesarias cuando ambos territorios pasaron a ser parte de la zona aduanera de la Unión Europea.

Pero con Reino Unido decidido a dejar esa unión para poder negociar sus propios tratados de libre comercio, esas barreras tendrían que volver a levantarse, aunque tanto Londres como Bruselas se han comprometido a que eso no ocurra.

Con ese compromiso en mente, el acuerdo de salida de May incluía una «salvaguarda» que establecía que, mientras no se encontraran soluciones alternativas, Reino Unido se mantendría en una unión aduanera con la Unión Europea, con Irlanda del Norte obligada a alinearse con ciertas reglas del mercado común europeo.

Pero esta disposición resultó inaceptable para los diputados del Partido Unionista Democrático, clave para el gobierno de May, así como para muchos parlamentarios conservadores.

Y la solución acordada con Johnson fue trasladar las barreras aduaneras a la frontera marítima entre Irlanda del Norte y Reino Unido, con Irlanda del Norte comprometiéndose además a conservar las regulaciones de la UE en materia de bienes.

*Este artículo se publicó originalmente en diciembre de 2020 y ha sido actualizado en varias ocasiones, la más reciente el 31 de enero de 2020, día del Brexit.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Final de la publicación de Youtube número 2 de BBC News Mundo

Final de la publicación de Youtube número 3 de BBC News Mundo

Final de la publicación de Youtube número 4 de BBC News Mundo

El coronavirus retrasa hasta el Brexit: la UE y Reino Unido suspenden las negociaciones

Londres y Bruselas suspenden la segunda ronda de negociaciones post Brexit, prevista para la próxima semana en la capital británica, debido a la crisis del coronavirus

Coronavirus

Brexit

Londres y Bruselas suspenden la segunda ronda de negociaciones post Brexit, prevista para la próxima semana en la capital británica, debido a la crisis del coronavirus. Ambas partes han publicado un comunicado explicando que están «estudiando otras alternativas» como la «videoconferencia». La gran pregunta es: ¿Podría la pandemia dejar ahora «atado» al Reino Unido a la UE?

El país abandonó oficialmente el bloque el pasado 31 de enero. Sin embargo, hasta el próximo 31 de diciembre, existe un periodo de transición en el que, en la práctica, todo sigue igual, incluida la libertad de movimiento. Durante este plazo, Londres y Bruselas deben cerrar -o al menos intentarlo- las futuras relaciones que, entre otros, engloban seguridad (donde Londres ya ha anunciado que saldrá de la Euroorden) y el nuevo acuerdo comercial.

De Trump a Boris Johnson, así se cuela el coronavirus en los centros globales de poder

Downing Street ya ha advertido que si para junio no hubiera avances, se levanta de la mesa de negociaciones para preparar al Reino Unido en regir sus nuevas relaciones con los Veintisiete estrictamente bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio, lo que viene a ser un Brexit duro.

Hasta ahora nadie dudaba que el primer ministro iba en serio con su órdago. Pero la pandemia del Covid-19 ha puesto todo patas arribas. En teoría, Londres podría solicitar antes de julio una ampliación de plazos de uno o dos años. Pero Michael Gove -a efectos prácticos el vice primer ministro- ha rechazado que vaya a ser el caso. «Podría haber retrasos en las negociaciones, pero el periodo de transición no va extenderse más allá de diciembre», recalca.

¿El Brexit tendrá que esperar?

En cualquier caso, ningún Gobierno (por muy euroescéptico que sea y por muchas ganas que tenga de cortar sus lazos con la UE) puede prever ahora cómo va a evolucionar en los próximos meses el coronavirus, por lo que los medios británicos ya empiezan a especular con la posibilidad de que el Brexit tendrá que esperar.

Si el país tuviera que alargar un periodo en el que debe cumplir con todas las reglas comunitarias, sin tener ya ni voz ni voto en la toma de decisiones, sería una humillación para el ‘premier’. Y el Gobierno, ya no sólo pagaría un coste político, sino también económico. Aparte de la factura de divorcio de 45 mil millones de euros, Londres debe seguir contribuyendo al marco financiero de la UE por cada año que permanezca “en la práctica” dentro del club. En 2020, la contribución británica a las arcas comunitarias fue de 8,9 mil millones de libras (alrededor de 11.000 millones de euros).

De momento, tras el fracaso de la primera ronda de conversaciones -donde ambas partes tan sólo acordaron que estaban en desacuerdo en los puntos más importantes-, la segunda toma de contacto se ha tenido que suspender cuando el Reino Unido ni siquiera sufre aún el pico de la pandemia.

10.000 estimados

Este jueves, se habían registrado 10 muertes y 590 casos. Aunque el Ejecutivo estima que en realidad hay alrededor de 10.000 casos. Así lo ha notificado el primer ministro en una rueda de prensa en el Número 10 donde, a pesar de que ha recalcado que “estamos viviendo la peor crisis sanitaria de una generación”, de momento, no ha querido implementar medidas drásticas al considerar que si se fatiga demasiado pronto a la sociedad, “la gente dejará de cumplir con la cuarentena en los momentos verdaderamente críticos”.

Johnson subrayó que la epidemia “se va a continuar extendiendo” y advirtió de que “muchas familias van a perder a sus seres queridos antes de tiempo”. En cualquier caso, de momento, no ha cerrado los colegios británicos, aunque sí ha prohibido excursiones escolares al extranjero. “El consejo científico es que esto podría hacer más mal que bien en este momento. Por supuesto, continuamos valorando esa medida y la decisión podría cambiar cuando la enfermedad se extienda”, subrayó.

Los expertos que asesoran al Ejecutivo han advertido que el Reino Unido está alrededor de cuatro semanas por detrás de Italia y, en este sentido, vaticinan que el pico de la pandemia se vivirá en suelo británico en un plazo de entre 10 y 14 semanas.

No se prohíben eventos

Dicho lo cual, en cuanto a los eventos multitudinarios, el primer ministro consideró que prohibirlos ahora «tendría un efecto limitado en la expansión» de la enfermedad. Por lo tanto, el Gobierno se limita de momento a pedir que se aíslen en casa durante al menos siete días todas aquellas personas que desarrollen síntomas como tos y fiebre, aunque sean leves.

Johnson advirtió, sin embargo, de que las medidas que espera ir desplegando a medida que se expanda la pandemia perturbarán la vida cotidiana de los ciudadanos “durante muchos meses”. “Lo más importante es proteger a los mayores y a la gente más vulnerable durante las semanas más graves de la epidemia, cuando habrá un máximo riesgo y el sistema sanitario estará bajo más presión. Ese periodo más peligroso no es ahora, sino dentro de algunas semanas”, afirmó.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Like this post? Please share to your friends:
Opciones binarias para principiantes
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: