Consejos y tips para principiantes

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Consejos y técnicas para aprender piano fácil

No importa la edad que tengas, aprender a tocar el piano es todo un reto. Como cualquier otro hobby o pasión, aprender una canción de piano requiere dedicación, constancia y un proceso de aprendizaje que a veces puede ser frustrante, pero con las técnicas de práctica adecuadas, tu proceso de aprendizaje será mucho más rápido y satisfactorio.

La curva de aprendizaje de estudiar piano es bastante empinada, a medida que vamos progresando, se vuelve cada vez más complejo. En este artículo hemos preparado para ti 5 consejos que te ayudarán a progresar mejor y aprender canciones fáciles en piano más rápido. Gracias a estas tips, cuando en un futuro te enfrentes a piezas más difíciles, los cimientos base de tu técnica ya serán fuertes e inquebrantables.

Guía para un mejor aprendizaje de piano

Tocar el piano es sin duda una experiencia enriquecedora pero que requiere de mucho esfuerzo, esperamos que con las siguientes tips seas capaz de mejorar tu técnica y sobre todo: disfrutar y divertirte tocando tus piezas favoritas, que al final es de lo que se trata.

Práctica todos los días. Ten constancia y habitúate a tocar

El piano, como todo instrumento musical, necesita de atención constante de su intérprete. Muchos son los que dicen que el piano es muy rencoroso, es decir, que si tú te olvidas de él o lo dejas de lado, él también se olvidará de ti: Se irán de la memoria piezas que ya sabias, perderás soltura con las manos, no tendrás tanta fluidez de movimiento…etc.

Para evitar que eso pase, dedica siempre un mínimo de tiempo al día para interpretar alguna pieza o practicar algunos ejercicios de piano.

  • Consejo: Es mejor tocar el piano 10 minutos al día que tocar 1 hora a la semana. ¡Haz que tocar se convierta en un hábito y tu aprendizaje se volverá más fácil y divertido!

Relaja tus manos y muñecas. No aprietes las teclas con tanta fuerza

Un error que cometen muchos principiantes de piano es que aprietan las teclas del teclado con demasiada fuerza. Esto es totalmente innecesario. Para que la música que salga de tu piano suene bien, solo necesitarás controlar 2 cosas: El movimiento de tus dedos y el peso de tu antebrazo.

¿Quieres tocar las teclas de forma ligera? ¿Quieres aplicar el peso ideal para que cada tecla suene perfecta? Para saber cuánta fuerza debemos aplicar simplemente necesitaremos práctica y paciencia, pero si relajas tus manos y te concentras en aplicar un movimiento sutil de tus dedos, tendrás la mayor parte del trabajo hecho.

  • Consejo: Relaja tus hombros y la parte superior del brazo. Esto evitará el exceso de fuerza aplicada sobre las teclas.

Toca despacio. No tengas prisa por aprender

Antes de correr, primero hay que aprender a andar. Si lo que queremos es perfeccionar nuestra técnica de piano y mejorar nuestra memoria, no debemos tener prisa.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Como ya hemos comentado muchas veces, aprender cualquier instrumento es un proceso que requerirá de tiempo, en Piano Principiantes queremos que ese proceso sea lo más divertido y ágil posible, pero es un hecho que el cerebro no es capaz de absorber toda la información musical cuando se toca demasiado rápido. Si quieres sacarle el máximo rendimiento a tus sesiones, empieza tocando despacio y poco a poco aumentando la velocidad (según lo requiera la pieza)

  • Consejo: Si la primera clave buscaba mejorar tu técnica a la hora de tocar el piano, este punto abordará los beneficios de practicar de manera pausada. Es un hecho de que el cerebro no es capaz de absorber información musical cuando se toca demasiado rápido. Si quieres de verdad sacarle el máximo provecho a tus sesiones de práctica, opta por tocar despacio e ir aumentando la velocidad a medida que vas cogiendo confianza en ti mismo.

Trucos de costura para principiantes

¿Quieres aprender a coser pero hasta lo mas sencillo de te hace un mundo? Con estos trucos y tips de costura para principiantes se acabaron esos problemas.

Aprender a coser no es tan complicado como parece, con algunas pocas lecciones puedes aprender lo básico y con ayuda de internet, no es necesario acudir a cursos fuera de casa.

Simplemente puedes sentarte, encender el computador y aprender, aunque, la costura es un arte que se aprende mejor de la mano de expertos en el tema ,los vídeos y cursos online pueden emplearse para complementar lo aprendido.

El saber coser te puede sacar de más de un apuro, todos sabemos que las ropas que compramos hoy en día en almacenes se han encogido (no, no has engordado), las tallas son mucho más reducidas que hace diez años y las empresas se niegan a cambiar.

Si te inicias en la costura puedes arreglar esos pantalones extralargos que debiste comprar porque los de tu talla ya no cerraban en la cintura.

También puedes coser ese botón que está siempre suelto, un cierre, arreglar un ojal que se ha descosido o bien puedes aplicar estos pequeños trucos a tus camisas de botones que te quedan como un guante pero, deciden mostrar tu ropa interior.

Trucos y tips de costura para principiantes

Con estos tips de costura para principiantes lograrás sobrellevar todos esos problemas de costura cotidianos que te complican la vida y acaban con la vida de tus prendas favoritas.

Pon estos tips de costura para principiantes a prueba y comprueba los resultados

Técnicas básicas

Primero debes armar tu kit de costura, para ello es recomendable que busques un envase donde puedas tener todos tus productos de costura a la mano.

Para empezar con una caja de galletas bastará, divídela en compartimentos con listones de cartón o cualquier material que prefieras.

Si deseas gastar un poco más puedes invertir en un práctico costurero aunque, la experiencia me ha enseñado que no hay como las cajas de herramientas para este trabajo

Si, esas cajas de herramientas de tres pisos son ideales para guardar todos tus productos y hoy en día puedes encontraras en diversos colores.

Para empezar a coser necesitarás:

  • Cinta métrica.
  • Jaboncillo de marcar, tiza o creyón de cera blanco.
  • Alfileres y alfiletero
  • Agujas
  • Tijeras (deben ser muy afiladas para cortar la tela sin deshilacharla)
  • Dedal (si no deseas una callosidad por empujar la aguja a través de telas gruesas)
  • Hilos (de los colores de tu ropa, no te dejes llevar y compres decenas de colores)

Como decía un profesor mientras nos enseñaba a ser niños exploradores hace ya tantos años atrás: Quien sabe coser puede utilizar hilo negro sobre una camisa blanca y no se notará.

Quizás suena exagerado, pero, se pueden utilizar colores diferentes a la tela que estamos cosiendo sin que se note si somos muy cuidadosos con las puntadas.

Enhebrar la aguja

Corta el hilo con la tijera, trata de cortar un trozo de hilo de medio metro de largo, una parte (la más larga) irá anudada al final y la más corta te servirá como reserva a medida que vas cosiendo.

Para una costura más resistente corta 1 m de hilo, enhébralo y une las puntas, anúdalas y tendrás un hilo doble muy resistente.

Ahora bien ¿Cómo enhebrar?

Muy sencillo, simplemente pasa la punta del hilo por una pastilla de jabón o mójalo un poco con agua, esto con el fin de unir las fibras y hacer más sencilla la tarea de enhebrar.

Con la práctica se te hará más sencillo enhebrar el hilo en la aguja.

¿Cómo anudar la punta?

Bien sea porque has decidido coser con hilo sencillo o con hilo doble, el proceso de anudado es el mismo.

Enrolla dos o tres veces la punta del hilo sobre tu dedo índice (el extremo más largo del hilo en el caso de utilizar solo un hilo y no doble)

Con ayuda del pulgar enrolla el hilo sobre sí mismo en tu dedo empujándolo hacia fuera.

Al salir el pequeño nudo de hilos, pellizca el hilo por la parte superior y “peina o estira con las uñas” el hilo hasta llegar al nudo, ve estirando hasta llegar a la punta y sentir el pequeño nudo formado.

Ahora que tienes la aguja enhebrada podemos empezar.

Términos básicos

Sobrehilar: Cuando se cortan telas muy delicadas o que se deshilachan en los bordes, conviene sobrehilarlas, que no es más que coser el borde recortado para evitar que se deshilache.

Hilvanar: En casos en los que debes coser largos trozos de tela juntos conviene fortalecer la marca de los alfileres con el hilvanado, que no es más que puntadas largas y provisionales que nos marcan el camino que debemos seguir con una costura más firme.

Rematar: Cuando hemos terminado de coser, debemos rematar, es decir, darás una puntada, dejarás algo de hilo suelto, darás otra y atravesarás el hilo suelto con la aguja para formar un nudo, repite este paso tres veces en el lado no visible de la tela para afianzar la costura.

Costuras básicas

Ahora que conoces los términos básicos podemos continuar con algunas técnicas de costura que sin duda emplearás en tu día a día:

Meter el bajo

Todos hemos comprado esos pantalones que nos encantaron a primera vista pero, no podemos utilizarlos o debemos correr en busca de una costurera que nos arregle el bajo para no arrastrarlo y dañar nuestros pantalones.

Con el fin de meter el bajo debes medirte el pantalón del revés con el calzado con el que planeas utilizarlo con mayor frecuencia.

Pide ayuda a alguien para que doble el bajo por ti hasta llegar a la altura donde se vean bien. Si no tienes a otra persona hazlo tú mismo, pero recuerda ajustar el pantalón cada vez que te agaches.

Fija con alfileres el borde del bajo. Quítate los pantalones con sumo cuidado y plancha el dobles del bajo hasta dejarlo perfectamente plano. Hilvana el borde del bajo.

Cose el bajo con puntadas largas en la parte interior y pequeñas en la exterior, esto se logra pasando la aguja de dentro hacia fuera del borde del dobles.

Coser botones

Se trata de una de las actividades más sencillas, simplemente selecciona un botón similar al que perdiste (si no tienes el que se soltó) ubícalo en el lugar del otro y pasa varias veces la aguja entre los agujeros del botón.

Practica reforzando los botones sueltos o flojos que poseen tus camisas.

Ahora te regalaré un pequeño truco para esas camisas de botones que parecen querer abrirse por el pecho aún si son de tu talla.

¿Cómo evitar que mi camisa de botones se abra por el pecho?

Compra una tira de velcro del color de la camisa o del color de la parte interna de la camisa o bien, del color del borde donde van los botones. El grosor del velcro debe ser menor al grosor del borde donde se ubican los botones.

Corta trozos similares de velcro para las zonas problemáticas.

Cose la parte suave del velcro a la parte superior de la camisa, es decir, el borde que entra en contacto con tu piel y el lado rugoso o con pinchos hacia fuera en el borde interno.

Asegúrate de mantener el borde del velcro lejos del borde externo de la camisa.

Trata de dar puntadas pequeñas o de mantener la aguja dentro el dobles de los bordes para que no pueda ser distinguida la costura.

Viste tu camisa y despreocúpate de los bordes abiertos.

Eso fue todo, espero que estos tips de costura para principiantes hayan sido de gran ayuda para ti que apenas te inicias en el mundo de la costura.

Queremos serle útil, y que estos Tips de costura para principiantes puedan ayudarle.

¿Notas algún cambio? ¿Conoces más Tips de costura para principiantes? Compárte tus tips, nos encantará leerlos!

Ocho consejos para predicadores principiantes

Más de Jason Allen

Aún trato de olvidar mi primer sermón. La sede fue el Home of Grace, un centro de rehabilitación para mujeres que sufren de abuso. Los domingos por la tarde, acompañaba a un amigo, que por lo general era quien predicaba. En esta ocasión, me pidió que manejara las responsabilidades de la predicación.

A lo largo de la semana, construí mi sermón —si se puede llamar así— anoté mis versos favoritos de la Biblia, reuní toda la jerga de predicador que sabía, y escribí mi historia de conversión.

Cuando llegó el momento de la verdad, prediqué a mi mejor capacidad. Pensé que tenía 30 minutos de “cosas que decir”, pero termine mis notas en 15. Sobre la marcha, regresé a la parte superior de mis notas y una vez más recorrí mis notas para llenar el tiempo.

Al concluir el sermón, extendí una invitación y varias damas pasaron adelante para oración. Salí en la novena nube. De regreso a casa, mi amigo me dijo: “¿Te hizo sentir bien cuando las damas pasaron al frente, verdad?” Le respondí, “Increíble. Eso fue increíble”. Mi amigo sonrió y dijo: “Conozco la sensación. Esas mismas damas pasan al frente todas las semanas”.

En retrospectiva, ese sermón fue un desastre absoluto. Incluso ahora, oro para que no fuera registrado y que no salga a la superficie algún día en mi vida. Mi intento débil de predicar era serio, pero el producto terminado terminó siendo como para reírse, sin lugar a dudas.

En retrospectiva, hay algunos consejos que me gustaría me hubiesen dado como predicador principiante. Permíteme compartirte ocho de ellos:

Busca la afirmación y el consejo de tu pastor

Aunque la ordenación al ministerio por lo general requiere de la afirmación formal de la iglesia, puedes ser invitado a predicar sin la afirmación de la iglesia o la aprobación de tu pastor. En cualquier caso, cuando se te pida predicar tu primer sermón busca sobre todo la afirmación y el consejo de tu pastor. No la veas como una conversación en la que te sientas amenazado; más bien, comparte con él la oportunidad que tienes por delante. Si te anima a seguir adelante, entonces haz precisamente eso. Su confianza en ti va a reforzar tu confianza en ti mismo.

Encuentra un escenario de baja presión

Predicar tu primer sermón será estresante bajo casi cualquier circunstancia. Como regla general, mientras más grande el escenario, mayor será la presión. No hay necesidad de esto, especialmente si puedes evitarlo. La mayor parte de mis primeros sermones fueron predicados en ministerios de la prisión, en centros de reinserción social y antes de la escuela dominical. Predicar en tu iglesia local delante de tu familia y amigos será una alegría, pero es mejor predicar algunos mensajes antes de que estés delante de ellos. Busca escenarios de baja presión.

Elige sabiamente tu texto

Si eres un predicador principiante, no selecciones un pasaje confusos. No trates de conciliar la fe y las obras de Santiago 2; armonizar la soberanía de Dios y la responsabilidad del hombre de Romanos 9 y 10; o explicar la unión hipostática de Cristo de Filipenses 2. Tales mensajes son demasiado ambiciosos para para un predicador principiante. Elije un pasaje más manejable, como Isaías 6, Juan 3 o Mateo 6. De hecho, uno de los secretos de la predicación es que muchos textos prácticamente se predican a sí mismos. Elige uno que va a hacer precisamente eso.

Expón el texto

Después de elegir el texto, determina exponerlo para el pueblo de Dios. Como predicador principiante, serás perdonado por hablar sin refinar, la falta de una homilética pulida, locuciones torpes, hábitos inquietos y tics nerviosos. Pero no debes ser perdonado por el mal manejo del pasaje. De manera simple —pero fiel— explicar y aplicar el pasaje cubrirá multitud de errores en el púlpito. Además asegurará que el pueblo de Dios oiga la Palabra de Dios, aunque su portavoz esté verde detrás de las orejas.

Prepárate el doble

A medida que trabajas para preparar tu sermón, asegúrate de prepararte el doble. Por mucho que pienses que necesitas para prepararte para el sermón, haz el doble. Nunca he terminado un sermón sintiéndome como si hubiese pasado demasiado tiempo preparándolo. Por desgracia, he concluido algunos sermones percibiendo lo contrario. Definitivamente así me sentí la primera vez que prediqué. En esa ocasión, yo estaba sorprendido de lo rápido que fui a través de mis notas en el sermón. Es probable que también te sorprendas. Para ser franco, prefiero predicar desvestido que sin prepararme. La primera vez que te paras frente a un púlpito, sabrás exactamente lo que quiero decir.

Saca el “yo” del sermón

Es probable que sobrestimes cuánto la congregación quiere oír sobre ti. Ellos quieren oírte a ti, pero no mucho acerca de ti. Ten cuidado con las ilustraciones personales, opiniones, y cualquier otra frase que comienza con “yo”. La conexión con el público es importante y un poco de auto-divulgación puede ayudar, pero peca por usar la palabra “yo” demasiado poco y no demasiado.

Exalta a Jesús

Un predicador sabio me dijo una vez, “Si alguna vez no estás seguro de qué predicar, simplemente predica a Jesús”. Ahora, la verdad del asunto es que, cada sermón debe presentar a Cristo, pero especialmente tus primeros sermones. A medida que predicas, asegúrate que Cristo te eclipsa. Deja que tu corazón sea cautivado con su belleza, y es probable que prediques un sermón más apasionado, del corazón. Nunca te ira mal exaltando a Jesús.

Descansa en el poder de Dios

Por último, mientras predicas, descansa en el poder de Dios. Confía en él. Ten confianza en su Palabra. Sé fiel al texto y ten la seguridad de que Dios va a trabajar a través de ti. Mientras más prediques, mejor aprenderás esta lección, y aunque quizás ya lo sepas, la eficacia del sermón descansa en el poder de Dios, no el tuyo.

En conclusión

Nunca tienes una segunda oportunidad para predicar tu primer sermón. Todavía recuerdo mi primer sermón, pero probablemente soy el único, y eso es algo bueno. Si Dios te abre puertas para predicar, es probable que sientas tanto euforia como miedo. Camina a través de esas puertas alegremente, pero prudentemente, y mantén estos ocho consejos en mente a medida que avanzas.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Like this post? Please share to your friends:
Opciones binarias para principiantes
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: