Como comprar acciones de Under Armour ¿Es buen momento

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Como comprar acciones de Under Armour: ¿Es buen momento?

Under Armour es una empresa relativamente joven de ropa y accesorios deportivos, y, desde que nació, ha crecido a un ritmo espectacular. Así que es razonable plantearse comprar acciones de Under Armour. Sin embargo… ¿Es buen momento? ¿Cómo se hace? ¡Hoy te lo explicamos!

¿Es ahora el momento de comprar acciones de Under Armour?

Está claro que Under Armour es una empresa que se ha convertido en muy poco tiempo en una de las mayores del sector de la ropa deportiva y que este sector está en un buen momento, en general. Sin embargo, eso no es suficiente para asegurar que pueda ser una buena inversión.

Aunque está claro que tiene buena pinta, habría que realizar un par de análisis que son algo importante antes de hacer cualquier inversión:

  • Análisis fundamental: con este análisis se trata de comprobar números en manos esas buenas sensaciones que la empresa y el sector transmiten. Ver los balances y estudiar a la competencia son claves para ver si esas sensaciones tienen base o no.
  • Análisis técnico: evaluar el precio de estas acciones, las oscilaciones que ha tenido a lo largo del tiempo, los motivos por los que se han producido esas oscilaciones, etc., es una gran manera de poder ver opciones que de otra manera resultaría mucho más difícil descubrir.

Si tras esos análisis compruebas que, efectivamente, Under Armour pasa su filtro, entonces sí que se podría responder que se trata de una buena opción para invertir.

¿Sabías que también puedes ganar en las caídas?

¿Y si durante los análisis descubres que en realidad es muy probable que el precio de sus acciones caiga próximamente? Posiblemente pienses que se trata de una empresa en la que es mejor no invertir. Lo cierto es que puedes invertir de manera contraria, “jugando en corto”.

Lo que se hace así es vender acciones de esa entidad, aunque aún no las tengas, con el compromiso de comprarlas en el futuro. Si las compras a un precio menor del que esa venta previa tenía, habrás conseguido unos buenos beneficios.

¿Y si además de poder ganar dinero con las caídas pudieses ver tu dinero multiplicado? También esto es posible gracias al apalancamiento, un sistema que se basa en que se multiplica el dinero de tu inversión, ofreciéndote la posibilidad de aumentar tus ganancias.

De esta manera, la cantidad con la que realizas cada operación se multiplica por el número que tú elijas, lo que te puede llevar a alcanzar techos de ganancias que de otra manera que de otra manera resultarían impensables. Una forma perfecta de hacer el camnio más rápido.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Claves para comprar acciones: Cómo y dónde hacerlo

Estas ventajas, entre otras, son las que ofrecen los brókers de CFDs. Por eso, esta es la opción más aconsejable para comprar acciones. Además de poder ganar con las caídas o de usar el apalancamiento, están la comodidad de hacerlo todo desde casa, a la hora que quieras y de manera inmediata.

También se pueden comprar acciones en los bancos, pero ya casi nadie lo hace. No admiten cantidades bajas, no puedes operar cuanto tú quieras, tienes que ceñirte a sus horarios… todo eso provoca que no se adapten bien a lo que los usuarios demandan a día de hoy.

Estos son algunos ejemplos de este tipo de brókers:

Comprar acciones: ¿Cómo y donde hacerlo? Guia completa 2020!

¿Estás pensando en comprar acciones, pero no tienes claro cómo hay que hacerlo? En ese caso, estás en el lugar indicado, porque tenemos una completa guía donde explicamos todos los detalles. ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

¿Qué son las acciones y por qué debería invertir en ellas?

Antes de hablar de cómo comprar acciones, puede ser inteligente hablar de qué son exactamente y por qué suele ser una opción inteligente a la hora de invertir. Así que… ¿Qué son exactamente las acciones?

Al fin y al cabo, todo el mundo habla sobre las acciones, y todos hemos visto la Bolsa alguna vez en la tele, pero no siempre nos termina de quedar claro qué es eso de las acciones y de la Bolsa.

Pues bien, es muy sencillo: Las acciones son títulos de propiedad sobre parte de una empresa. Es decir, si una empresa emite 1.000.000 de acciones, cada acción es un título de propiedad sobre una millonésima parte de la empresa.

Parece muy poco, pero, si te paras a pensarlo, si una empresa tiene 100 millones de beneficios al año, son 100€ al año que te tocan… ¡Porque eres propietario de la millonésima parte de los beneficios!

Esto es importante entenderlo: Tener una acción no es algo etéreo. Da derechos reales. Tener una acción te da derecho a cobrar dividendos y te da poder de decisión sobre la empresa, así como ciertas condiciones preferentes en algunas circunstancias.

Evidentemente, si solo tienes una acción, no vas a poder cambiar la dirección de una empresa. Pero sí es cierto que, aunque solo tengas una acción, sigues teniendo derecho a parte de los beneficios (en el caso de que la empresa reparta dividendos).

Además, tú puedes hacer lo que quieras con ese título de propiedad sobre la millonésima parte de la empresa. Puedes alquilar tu acción, puedes venderla, o puedes comprar más a otra persona.

El lugar donde se compran y se venden las acciones es la Bolsa, cuyo nombre completo es “Mercado de valores”. Es decir, un mercado donde se negocian valores. Por tanto, la Bolsa no tiene nada de extraño. Es un simple mercado, como cualquier otro al que hayas asistido.

Allí se negocian las partes de las empresas que se plasman en acciones, y tú puedes comprar y vender partes de tal o cual empresa. No tiene mayor misterio.

¿Y por qué comprar acciones?

Ahora, todavía nos quedaría por responder una pregunta: ¿Y por qué querría comprar acciones? ¿Qué gano con ello?

Bueno, pues hay dos formas de verlo: Por un lado, puedes comprar acciones como vehículo de ahorro e inversión y como forma de conseguir una renta del capital cada mes, cada trimestre o cada año (a través de los dividendos).

De esta forma, puedes ir engrosando tu patrimonio a medida que vas haciendo crecer tu cartera de valores, y puedes ir viviendo cada vez más de los dividendos que recibes de las empresas de las que eres propietario. No suena mal, ¿verdad?

Por otro lado, puedes comprar acciones como forma de especular en los mercados y, con ello, ganar la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta (o al revés) en el corto plazo.

Date cuenta de que las dos formas de verlo son distintas: En el primer caso, estás comprando acciones y guardándolas para vivir de ellas a largo plazo sin tener que trabajar. En el segundo caso haces lo contrario, porque las compras y las vendes continuamente para tener beneficios en el corto plazo.

Ambas formas de actuar son legítimas y pueden permitirte obtener grandes rendimientos (de hecho, muchas personas ganan dinero de la segunda forma, como si fuera su trabajo), y ahorran o invierten para su jubilación de la primera forma.

Pero es importante que entiendas que existen las dos fórmulas y que ambas son legítimas y dan buenos resultados.

Profundizando un poco más en la diferencia

Profundizando un poco más en la diferencia entre las dos orientaciones a la hora de comprar acciones, podríamos destacar los siguientes puntos:

  1. Objetivo: En primer lugar, el objetivo de cada uno es diferente. El inversor tiende a tener como objetivo la jubilación o el vivir sin trabajar, aunque eso requiera tiempo y austeridad. El especulador tiende a tener como objetivo ganar dinero a corto plazo, en poco tiempo y sin necesidad de vivir austeramente.
  2. Mentalidad: La mentalidad del inversor suele ser la del rentista (es decir, vivir sin trabajar), mientras que la del especulador se acerca más a la de un trabajador con muy buenas condiciones (por ejemplo, ganar 6000€ trabajando un par de horas al día).
  3. Plazo: El plazo también diferencia a ambos tipos de personas. El plazo para ver las ganancias de los inversores suele ser muy largo (de décadas), mientras que el plazo de los especuladores es de apenas unos días (un mes como mucho).
  4. Ganancias: Los inversores suelen querer ganancias más reducidas pero constantes en el tiempo (por ejemplo, un 8% anual sostenido durante varios años), mientras que los especuladores prefieren tener periodos de tiempo menores y con mayor varianza (por ejemplo, ganar un 80% un año y ganar solamente un 30% al año siguiente).
  5. Estabilidad: Los inversores, en general, prefieren la estabilidad, no le gustan los cambios y no quieren más riesgo del necesario. Los especuladores, en general, tienen mucho más gusto por el riesgo y no tienen problemas en que sus ingresos varíen mucho y tengan poca estabilidad en su cuenta de resultados.

Como decíamos, no tienes por qué adscribirte a una única de estas fórmulas. De hecho, como hemos comentado, es muy normal que los traders inviertan lo ganado comprando y vendiendo a corto plazo en otros vehículos de inversión más a largo plazo.

¿Cómo comprar acciones?

Ya hemos explicado que tienes dos formas de comprar acciones: La del inversor a largo plazo y la del especulador a corto plazo. Ahora, vamos a ver cuáles son los mejores medios y los mejores productos financieros para cada opción (así, tanto si te atrae más ser inversor como ser especulador, encontrarás la mejor opción para ti).

Aquí tienes las mejores opciones para ponerte en marcha tanto en el campo de la inversión a largo plazo como de la especulación a corto plazo:

Comprar acciones como inversión a largo plazo

A la hora de comprar acciones como forma de invertir a largo plazo, lo que tienes que hacer es… Comprar las acciones.

Sí, sé que parece que no digo nada con eso, pero es importante mencionarlo, porque la forma de “comprar acciones” para especular es no comprándolas (sí, es un poco lioso, pero ya lo entenderás cuando pasemos al siguiente apartado).

De momento, lo que tienes que entender es que, si quieres invertir a largo plazo, debes asegurarte de que lo que estás comprando es el título de propiedad sobre una parte de una empresa, no un producto derivado.

Esto puedes hacerlo a través de prácticamente cualquier bróker tradicional (probablemente, tu banco te ofrezca la posibilidad de abrir una cuenta bróker si le preguntas).

El problema de este tipo de compra de acciones es que, en general, las comisiones que cobran los brókers son muy altas. Por ejemplo, para comprar un paquete de acciones pueden cobrarte varias decenas de euros.

Esto no le hace gracia a nadie, pero si tienes en mente comprar esas acciones y mantenerlas en tu cartera durante los próximos 20 años, pues no es demasiado importante (sí lo sería si quisieras ponerte a especular con las acciones, como veremos en el siguiente apartado).

Pero, más allá de eso, si quieres invertir a largo plazo, esta es la forma correcta de hacerlo, porque tienes la posesión directa de la acción, y esto te da derecho a cobrar dividendos (además de ir construyendo poco a poco un patrimonio).

Naturalmente, para esto, debes hacer una buena selección de compañías, porque si compras empresas que no tienen una buena perspectiva de revalorización, puede que no vayas construyendo un patrimonio, sino perdiéndolo.

Es por ello que muchas personas optan por no crear por sí mismos sus carteras, sino dejar que dejan que un experto lo haga por ellos. Generalmente, esto se hace a través de fondos de inversión.

¿Cómo elegir el mejor fondo de inversión? Pues no hay claves mágicas tampoco aquí (de hecho, hay más fondos de inversión que acciones cotizadas, por lo que no es fácil elegir).

Nuestra recomendación es que elijas aquellos fondos que entiendas lo que hacen, que lleven más de 10 años operando y que hayan tenido buenos rendimientos anuales en ese plazo (la cantidad de fondos que cumplen estos tres simples criterios son un porcentaje reducido, te lo aseguro).

Ahora bien, esto es solo si te interesa invertir a largo plazo y tener un buen ingreso constante dentro de, digamos, 30 o 40 años. Si quieres obtener beneficios a más corto plazo, esto no te sirve.

Comprar acciones para ganar a corto plazo

Visto cómo invertir a largo plazo en acciones, podemos pasar a hablar de cuál es la mejor fórmula para operar y hacer trading con acciones, de forma que puedas conseguir ingresos en el corto plazo.

En este caso, tenemos que prescindir de la idea de comprar las acciones directamente. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que, como hemos dicho, comprar y vender acciones tiene comisiones implicadas que hacen que los beneficios de la operativa desaparezcan.

Por tanto, tenemos que optar por un derivado financiero que nos permita operar indexados al precio de la acción, pero no operar directamente con el título de propiedad. Esto suena raro, pero es muy sencillo y hay muchos productos que lo hacen (opciones, warrants, futuros, forwards…).

Por nuestro lado vamos a elegir los CFDs, que son el producto más popular para operar con acciones sin poseerlas realmente, y el que más ventajas y beneficios aporta a los inversores particulares.

¿Y cuáles son estas ventajas? Pues, entre otras, las siguientes:

  1. Sin comisiones: El hecho de no tener comisiones permite que la operativa a corto plazo se vuelva rentable. Si tuvieras que pagar comisiones por compra, por venta, por mantenimiento, por custodia… ¡No sería posible obtener beneficios! (Y, sí, todas esas comisiones las pagas en el bróker tradicional).
  2. Posibilidad de ponerse corto: Otro punto muy importante en el campo de los CFDs es que te permiten ponerte corto. Esto significa que puedes apostar no solo a que una acción va a subir, sino también a que va a bajar. De esta forma, tú puedes ganar incluso cuando el mercado está en una tendencia bajista (esto no se puede hacer comprando acciones al modo tradicional que hemos explicado anteriormente).
  3. Posibilidad de apalancarse: Los CFDs también ofrecen la posibilidad de apalancarse. O lo que es lo mismo, ofrecen la posibilidad de “endeudarse” con el bróker para invertir más de lo que se tiene… ¡Pero sin poner en riesgo más dinero del que tienes en tu cuenta! Esto permite que tus ganancias se multipliquen (aunque también tus pérdidas, claro).
  4. Más activos: Otro punto importante de los CFDs es que puedes especular no solo con acciones, sino también con muchos otros tipos de activos (materias primas, pares de divisas, ETFs, índices…). Esto es muy importante, porque te permite aumentar la probabilidad de ganar dinero al tener una mayor cantidad de mercados a tu alcance.
  5. Herramientas de análisis integradas: Otro punto interesante de operar con CFDs es que los brókers de CFDs suelen ofrecer una buena cantidad de herramientas integradas en sus plataformas para analizar los mercados y la evolución de los valores (algo que muy pocos brókers tradicionales hacen).

Como ves, hay múltiples beneficios a la hora de operar con CFDs respecto a la operativa con acciones del modo tradicional. Por tanto, si quieres comprar acciones para operar en el corto plazo, te recomendamos hacerlo según esta recomendación.

¡No lo hagas al revés!

Quizá te estés preguntando si no se puede hacer al revés. Es decir, comprar acciones a corto plazo para especular con ellas y utilizar los CFDs para invertir a largo plazo. La respuesta es clara: No. No se puede.

Ya hemos explicado que comprar acciones para operar a corto plazo tiene malos resultados, porque las comisiones son muy altas y los potenciales beneficios que puedes obtener se evaporan entre tanta comisión.

Pero… ¿Y por qué no utilizar la potencialidad de los CFDs para comprar las acciones para el largo plazo? Es decir, ¿por qué no aprovechar ese apalancamiento y reducción de comisiones para invertir a largo plazo?

Y la respuesta es sencilla: Porque lo que estás haciendo no es comprar acciones, sino un CFD (un contrato por diferencia). Esto significa que no tienes la propiedad del activo subyacente (en este caso, la acción).

Por tanto, no tienes derecho a cobrar dividendos ni nada parecido, y esto supone un mayor grado de incertidumbre en el largo plazo.

¿Podrías abrir una posición con un CFD y cerrarla años después? En teoría sí, pero es arriesgado.

En cualquier caso, posible es. Es arriesgado, pero no es una garantía de fracaso y de pérdidas como sí lo es operar a corto plazo con la compra real de acciones.

Pero, si quieres nuestro consejo: No te líes. Utiliza la compra de acciones reales para invertir a largo plazo y utiliza los CFDs para operar a corto plazo.

¿Qué acciones puedo comprar usando CFDs?

¿Y qué acciones puedes comprar usando CFDs? Pues prácticamente cualquiera que te interese, aunque es algo que depende mucho del bróker de CFDs que utilices. Cada bróker puede darte acceso a diferentes acciones de diferentes mercados.

En general, es fácil que, en cualquier bróker, encuentres CFDs de las siguientes acciones:

Las 7 mejores acciones para inversores a largo plazo

Las razones por las que estas empresas están infravaloradas hoy en día son muy diversas. Pero ellas tienen una cosa en común – un enorme potencial para el crecimiento.

Si uno de sus propósitos para 2020 era ser mejor inversor y superar al mercado de valores, es probable que sus expectativas se quedaran cortas. El año pasado, el S&P 500 (INDEX: US500) proporcionó a los inversores un rendimiento del 12% – un porcentaje significativo de las ganancias se generó después de las elecciones presidenciales celebradas el 8 de noviembre. Sin embargo, un informe de la red de medios sociales Openfolio ha descubierto que el inversor promedio tan solo obtuvo unos beneficios del 5%.

En The Motley Fool, tenemos como objetivo ayudar a los inversores a encontrar acciones que les ayuden a superar al mercado, porque si no es capaz de hacerlo, lo mejor que debería hacer es invertir en fondos índice. Con esto en mente, le hemos pedido a siete contribuyentes de Motley Fool que recomienden sus acciones favoritas, no solo para formar una buena cartera para este año, sino también para la próxima década. Sus selecciones son First Solar, Concho Resources, Under Armour, Mastercard, General Electric, Boston Beer Company y Chart Industries. A continuación os explicamos estas elecciones.

Es hora de pulsar el interruptor

Sean Williams (First Solar): Los inversores pacientes a largo plazo no deberían ignorar al fabricante de paneles solares First Solar (NASDAQ: First Solar [FSLR]), aunque las cosas no le fueran demasiado bien durante 2020.

La industria de la energía solar tiende a beneficiarse cuando el petróleo crudo y los precios del gas natural suben, ya que en esos momentos las empresas y los consumidores aumentan su interés en la energía solar. Sin embargo, los precios más bajos de los combustibles fósiles de los últimos años han reducido el interés por la energía solar y obstaculizado la demanda. De manera similar, la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales fue vista como algo negativo para la industria de las energías renovables. Trump planea fomentar la producción nacional de petróleo y gas, lo que claramente afectará negativamente a las energías renovables.

A pesar de estas preocupaciones, First Solar parece estar preparada para disfrutar de un fuerte repunte durante 2020 y en el futuro. Para empezar, su situación económica es mucho mejor que la de todas las empresas de energía solar que cotizan en bolsa. Está en camino de acabar el año con aproximadamente 1.400 millones de dólares en efectivo neto, lo que representaría alrededor del 40% de su valor actual de mercado, mientras que la mayoría de sus competidores están ahogados por las deudas. La mayor flexibilidad que proporciona First Solar le permitirá adaptarse mejor a las cambiantes condiciones del mercado y sobrevivir a las tendencias bajistas.

Aunque la reestructuración anunciada recientemente por la empresa – que tendrá un coste aproximado de 600 millones de dólares y provocará el despido de un cuarto de su plantilla – no fue bien recibida por Wall Street, los detalles de esta reestructuración tienen sentido. La decisión de abandonar sus productos de la Serie 5 antes de su lanzamiento – no habrían tenido mucho sentido teniendo en cuenta la caída de los precios fotovoltaicos – significa que la empresa puede poner toda la carne en el asador con sus productos más rentables de la Serie 6.

Los analistas estiman que los costes de fabricación de los productos de la Serie 6 podrían ser aproximadamente un 40% más bajos, lo que se traduce en unos mejores márgenes de beneficios para First Solar. Los productos de la Serie 6 no se lanzarán al mercado hasta 2020, lo que significa que los inversores tendrán que ser un poco pacientes para cosechar los frutos de la tecnología más eficiente de First Solar. Sin embargo, los inversores que compren las acciones de la empresa antes de que estas se disparen serán los más beneficiados.

La siguiente gran empresa de petróleo

Matt DiLallo (Concho Resources): Concho Resources (NYSE: Concho Resources [CXO]) podría ser el secreto mejor guardado del mercado petrolero. El productor de petróleo y gas controla una gran cantidad de tierras en Texas y la Cuenca Permiana de Nuevo México, una de las explotaciones petroleras más importantes del mundo. De hecho, Concho estima que estos terrenos tienen un potencial de 5.000 millones de barriles de equivalente de petróleo. Estos recursos podrían impulsar décadas de crecimiento para los inversores.

De hecho, durante los próximos tres años, Concho Resources espera generar un crecimiento compuesto de la producción anual del 20% mientras mantiene el flujo de caja con los precios actuales del petróleo. Mientras que los precios del petróleo son volátiles, la empresa confía en su capacidad para alcanzar esa meta de crecimiento tras bloquear una porción significativa del flujo de caja durante los próximos dos años con coberturas de precios de materias primas, lo que le protegerá contra otra caída del precio del petróleo. Mientras tanto, si los precios suben bruscamente, la compañía cuenta con una buena situación económica y con los recursos necesarios para aumentar la producción y aprovechar esa subida.

Concho Resources está a punto de embarcarse en una lucrativa expansión a largo plazo mientras explota la gran cantidad de recursos que ha acumulado durante los últimos años. Es un viaje que los inversores no querrán perderse.

Dolor a corto plazo, ganancias a largo plazo

Brian Feroldi (Under Armour): No es frecuente que inversores puedan comprar un negocio con un enorme potencial de crecimiento a largo plazo a un precio tan bajo, pero creo que ahora mismo tienen esta oportunidad con Under Armour (NYSE: Under Armour [UA]) .

Las acciones de esta empresa de prendas de vestir y calzado de rápido crecimiento llevan unos cuantos meses bajo presión después de que la administración recortara el pronóstico de ganancias a largo plazo. Anteriormente habían informado a los inversores de que la compañía produciría 800 millones de dólares en ingresos operativos para 2020, pero acabaron recortando este pronóstico alegando que habían decidido invertir más en el negocio. La compañía cree que sus inversiones generarán un crecimiento sustancial a largo plazo, pero han advertido que sus márgenes a corto plazo no serán tan buenos.

Los operadores no se tomaron las noticias demasiado bien. Las acciones de la compañía han caído casi un tercio durante los últimos seis meses. Esto ha provocado que la relación precio/ventas de sus acciones de clase A haya caído por debajo de la de su principal rival, Nike (NYSE: Nike [NKE]).

Resulta imposible pensar que la presión de venta es exagerada. Después de todo, Under Armour ha acumulado 26 trimestres consecutivos con un crecimiento de más del 20% de los ingresos, lo cual es un logro especialmente impresionante si recordamos que sus últimos resultados se vieron afectados por la quiebra de The Sports Authority. Si miramos hacia el futuro, las inversiones de la compañía en calzado, aptitud digital y sus negocios internacionales deberían ayudar a mantener la tendencia alcista.

Si usted es un inversor a largo plazo y cree en el equipo de administración de esta empresa, entonces ahora es el momento perfecto para comprar sus acciones.

Esta acción se beneficiará del comienzo de la era digital

Neha Chamaria (Mastercard): Los inversores a largo plazo tienden a querer negocios duraderos con un amplio foso económico, un historial sólido y un potencial de crecimiento significativo. El gigante de las tarjetas de crédito Mastercard (NYSE: Mastercard [MA]) cumple todos los requisitos. En primer lugar eche un vistazo al crecimiento de los ingresos de Mastercard, los ingresos netos y el flujo de caja libre en la última década. Esta es una comparación con su competidor directo Visa (NYSE: Visa [V]).

El constante crecimiento de FCF destaca especialmente, ya que FCF es el que más importa en lo que se refiere a los rendimientos de los accionistas. Mastercard no decepciona: ha generado rendimientos muy por encima del 40% sobre el capital invertido, así como el capital social desde 2020, y ha aumentado su dividendo cada año desde entonces. No olvidemos la autorización de recompra de acciones de 4 mil millones de dólares que la empresa anunció el mes pasado.

Como una de las principales empresas de procesamiento de pagos del mundo, Mastercard está contemplando una gran oportunidad: el cambio en curso del efectivo al plástico. Según el brazo financiero de Mastercard, un asombroso 85% de todas las transacciones en todo el mundo todavía se hacen en efectivo, y ahí radica el potencial de crecimiento de Mastercard. El reciente programa de desmonetización de la India, seguido de una agresiva campaña “digital”, es un buen ejemplo, que la compañía está explotando correctamente.

A pesar de un impresionante crecimiento en 2020, Mastercard es más barata que Visa con 29 veces más beneficios en los últimos 12 meses. Eso sigue siendo una ganga para los inversores a largo plazo, dados los catalizadores de crecimiento de Mastercard.

Nueva generación de General Electric

Jamal Carnette, CFA (General Electric): General Electric (Milan Stock Exchange: Gefran [GE]) siempre ha estado plagado de percepciones erróneas por parte de los inversores. Bajo el anterior director ejecutivo Jack Welch, las acciones subieron un 4.000%. Sin embargo, la ocupación de Welch se olvidó de su misión principal cuando el gigante industrial se aventuró en el sector de los bienes raíces, medios de comunicación y servicios financieros. Después de que llegara a la Gran Recesión a finales de 2007, muchos inversores a largo plazo se sorprendieron al descubrir que General Electric se clasificó como una institución financiera “demasiado grande para fracasar”.

El actual director ejecutivo Jeff Immelt ha decidido regresar a las raíces de fabricación de General Electric. A corto plazo, la compañía podría beneficiarse de los planes de gastos de infraestructura de Donald Trump. Pero incluso si las propuestas de Trump nunca llegan a buen término – y existe una considerable oposición a sus planes incluso entre su propio partido – General Electric reveló su futuro este mes en el Consumer Electronics Show de Las Vegas.

Durante los últimos años, General Electric ha estado mostrando sus contribuciones al Internet de las Cosas con electrodomésticos conectados como frigoríficos y estufas en la feria tecnológica. Una oportunidad mayor para GE está en el Internet de las Cosas Industria– trayendo conectividad y análisis de datos a aplicaciones industriales como redes eléctricas y suministro de agua. Un informe de 2020 de la empresa dice que el Internet de las Cosas industrial podría beneficiar al 46% de la economía mundial, cifra que supera los 32 billones de dólares.

General Electric jugará un papel importante en esta nueva industria como un fabricante tradicional y como la compañía detrás del principal sistema operativo de Internet industrial, Predix. La increíble oportunidad en el campo de la tecnología digital es la razón por la que los inversores a largo plazo decidirían sumar las acciones de General Electric a sus carteras.

Oportunidad de compra

Steve Symington (Boston Beer Company): La acción de Boston Beer (NYSE: SAM) tuvo un 2020 difícil, cayendo casi un 16%, ya que perdió cuota de mercado en cada uno de los últimos cuatro trimestres. La competencia está disminuyendo a medida que los cerveceros más grandes avanzan hacia la categoría de artesanías y, a medida que los cerveceros más pequeños continúan expandiendo la distribución regional. Asimismo, la industria artesanal en general ha sufrido un desaceleración del crecimiento en los últimos trimestres.

Sin embargo, los accionistas de la principal cervecera artesanal estadounidense también han experimentado un modesto repunte desde finales de octubre, cuando el informe del tercer trimestre de 2020 de la compañía reveló signos de progreso. El fundador y presidente de Boston Beer, Jim Koch, señaló que la compañía está finalmente al “final de una larga fase de un espacio cada vez mayor en los estantes”, lo que significa que los minoristas están optando por “eliminar algunas marcas y categorías de cerveza” para disminuir la confusión en los consumidores. Como resultado, nombres más establecidos como Boston Beer deberían estar listos para obtener beneficios.

Mientras tanto, y dada su larga pista de crecimiento con menos del 2% del mercado de cerveza de Estados Unidos, Boston Beer sigue teniendo una visión admirable a largo plazo.

“Estamos dispuestos a renunciar a las ganancias a corto plazo, ya que invertimos para volver a un crecimiento rentable a largo plazo”, indica Martin Roper, “acorde con las oportunidades y la creciente competencia que vemos”.

Un gran negocio a un precio razonable

Jason Hall (Chart Industries, Inc.): Si está buscando una buena inversión a largo plazo, el consejo de Warren Buffett para encontrar una “gran empresa que cotiza a un precio razonable” es una estrategia mucho mejor que un “negocio justo a un gran precio”. Y mientras que Chart Industries (NASDAQ: GTLS) no está tan barato como hace aproximadamente un año, su coste sigue siendo relativamente atractivo, a juzgar por las estimaciones anteriores.

Además, es un gran negocio, con más de un siglo de éxito en la industria de equipos de procesamiento de gas (aunque no fue hasta hace poco cuando se convirtió en una empresa independiente, cotizada en bolsa).

Y mientras que la exposición de la compañía a la industria del petróleo y el gas ha hecho que tenga ciertos problemas en los últimos dos años – e incluso llevó a pérdidas sobre una base GAAP en los últimos trimestres – sus flujos de efectivo se han mantenido constantemente positivos, mientras la administración trabajaba para reducir la sobrecarga y mejorar la posición de la empresa para salir de la recesión en la industria del petróleo y el gas.

Pero aunque la crisis cíclica de la energía ha sido dolorosa, Chart está en posición de salir de ella aún más fuerte. La compañía lanzó una operación de servicio y soporte durante el año pasado que ya ha comenzado a generar un flujo de efectivo constante y recurrente. Esto debería reducir los impactos cíclicos en el futuro, al tiempo que proporciona una nueva fuente de beneficios a largo plazo. Y mientras la compañía cerraba algunas instalaciones y despedía empleados, la administración priorizó retener a los ingenieros más experimentados y personal de apoyo, asegurándose de que Chart estuviera bien posicionada para manejar la afluencia esperada de nuevos pedidos cuando el ciclo energético volviera a crecer.

Conclusión: No permita que la exuberancia irracional de hace unos años afecte la calidad de los negocios de Chart. Ahora es un buen momento para comprar acciones de esta empresa a largo plazo.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    Broker honesto!

Like this post? Please share to your friends:
Opciones binarias para principiantes
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: